Mi primera noche solo en casa y fue de terror

Todo niño sueña con que sus padres por fin acepten dejarlo solo en casa cuando ellos salen por la noche, sin llamar a la tía o a la abuelita para que los cuides, y menos a una niñera. Hoy volvió a mi mente aquel recuerdo debido a que mientras estaba recostado en mi cama a punto de dormirme y escuché rechinar el suelo, como suele hacer la madera para pisos que tiene ya unos años de uso. Volví a sentir el mismo miedo como cuando me sucedió de joven, una historia que no había querido contar para evitar que me llamen loco. Pero dos veces pasar por lo mismo y que haya una diferencia de casi 10 años, es imposible de creer.

La primera noche que me quedé solo mis padres decidieron ir a cenar y al cine, pues hacía tiempo que no disfrutaban el uno del otro, así que los motivé a salir para que así me dejaron solo y mi alma, como dirían en los partidos de futbol. Ellos accedieron… para mi desgracia. Las primeras horas me la pasé viendo películas sangrientas que ellos no me permitían disfrutar, comiendo varias bolsas de palomitas y refresco hasta reventar. Quedé tan lleno y asustado de tanta sangre después de la primera película que ya no quería estar solo, así que me fui a mi habitación y me metí a la cama, cubriéndome con las sábanas y esperando que me ganara el sueño. Debajo de mi escudo anti monstruos o fantasmas no era anti ruidos, y fue así como el piso de madera comenzó a rechinar, como si alguien estuviera acercándose de puntitas hacia mí.

El corazón se aceleraba, los vellos se me erizaron, la frente se llenó de sudor frío y hasta temblaba. Cerré los ojos y apreté los párpados con tanta fuerza que creí podrían explotar. Cuando dejó de rechinar o tronar la madera, sentí como el dedo de una mano recorría mi silueta sobre las sábanas, como si analizara qué hacer conmigo. Después sólo un susurro ininteligible, que no pude descifrar. Ese había sido el momento más terrorífico de mi vida hasta ahora, pero ya no más. Traté de olvidarlo, creí que era el sonido que luego hace la madera con el tiempo y que el susurro y sentir que me tocaban sólo fue producto del exceso de azúcar en mi sangre y una buena dosis de sangre en la película. Ya no lo recordaba a diario hasta hoy.

Hoy, mientras dormía, el rechinido del piso me despertó y como si tuviera otra vez 13 años me escondí bajo las sábanas. Al parecer esta cosa que me siguió y que se esperó casi una década para volver a molestarme. Siguió el mismo modus operandi, caminar hacia mí, recorrer mi silueta y decirme algo en voz baja al oído, que esta vez reconocí.

“Volví”, me dijo. La respiración se me aceleró, el corazón se me quería salir y yo deseaba correr para salir de mi cuarto, pero las piernas no me respondían, no quería dejar mi escudo de sábanas. Ahora cada noche espero la llegada de este ser, que no sé qué lo motiva a venir.

Stranger Things

Cierto día estaba buscan un lugar donde pudieran hacerme un corte laser df, necesitaba precisión y calidad, encontré varios lugares y decidí hacer un presupuesto, mientras me trasladaba de un lugar a otro estaba viendo las noticias en redes sociales y apareció una noticia que me alegro muchisimo, era el regreso de mi serie favorita de la temporada, Stranger Things regresaba a Netflix, dentro del artículo encontré unos interesantes datos.

Netflix acababa de anunciar el día de estreno de la segunda temporada de “Stranger Things”. Los nueve episodios estarán disponibles en la plataforma a partir del 27 de octubre, a pesar de que se rumoraba que se estrenarían en Halloween. Así que, oficialmente, tienes poco más de tres meses para preparar tu maratón y acompañar a Will, Mike, Dustin y Lucas en esta nueva aventura.

“Stranger Things” nos tomó por sorpresa en julio del año pasado cuando estrenó su primera temporada. La serie creada por los hermanos Matt y Ross Duffer abandona la agotada nostalgia noventera y se mete de lleno en la década de los 80. Con una narrativa en la que cada paso nos deja más preguntas que respuestas, la serie está repleta de homenajes a obras como “ET” (Spielberg, 1982), “Alien” (Scott, 1979), las novelas de Stephen King, la música de John Carpenter y The Clash, la saga de “Star Wars”, las aventuras de los Goonies y hasta el anime “Elfen Lied”. Aunque mucha gente está harta de los pastiches en el entretenimiento contemporáneo, esta serie de Ciencia Ficción renueva el género; la combinación tiene como resultado una reinterpretación de Hollywood —y de 1980— que se siente refrescante.

Si eres de los que les gusta dejarse sorprender por una película o una nueva temporada de tu serie favorita, cuidado: ya circulan por la red algunas imágenes, videos y declaraciones de los hermanos Duffer que podrían arruinarte la segunda temporada. En esta época, la interacción entre el público que espera ansioso una nueva entrega de su historia favorita y los creadores es más dinámica que nunca. El fan tiene a la mano trailers, teasers, pósters, imágenes de los sets de filmación, declaraciones de actores y directores, y miles de canales en YouTube y blogs dedicados a la especulación y al análisis minucioso de cada pedazo de información filtrada. Algunas producciones —como “Batman V Superman: Dawn of Justice”, o “Spider-man: Homecoming”— han sido atacadas por sus seguidores por revelar demasiado antes de los estrenos, ya que con tantos teasers se puede perder el impacto y ese efecto de asombro en el espectador cuando ve una película por primera vez.

Así que si quieres llegar fresco a la nueva temporada de “Stranger Things”, te recomendamos que dejes de leer en este momento. Pero si te gana la curiosidad o eres un fanático de las teorías y la especulación, aquí te compartimos 6 revelaciones sobre la segunda entrega de “Stranger Things”.

  1. Nuevos fantasmas, nuevos cazafantasmas

La primera gran revelación la obtuvimos cuando en febrero, durante el Super Bowl LI, Netflix transmitió el teaser de la nueva temporada. En él podemos ver a los protagonistas disfrazados de cazafantasmas —otro homenaje ochentero—, además de la palabra “Halloween”; por lo cual se especuló que la fecha de estreno sería el 31 de octubre. Durante el video observamos a algunos de los personajes que regresarán en esta nueva temporada —Hopper y Eleven—, a un Will perturbado por los eventos de la temporada anterior y la silueta de un enorme monstruo en el cielo de Hawkins. Además, aparece la leyenda “the world is turning upside down” (el mundo se está volteando); que es en realidad una referencia al “upside down” (el otro lado), esa dimensión paralela llena de terrores que acechan a los protagonistas. La frase puede significar que el “otro lado” llegará a nuestra dimensión en esta temporada, trayendo nuevos y peores enemigos.

 

 

  1. 1984

Junto con la fecha de estreno, se dio a conocer un póster de la nueva temporada en el que aparecen los niños en sus bicicletas en una carretera a las afueras de Hawkins; al fondo aparece un cielo rojo, apocalíptico, que oculta la siniestra figura de un monstruo mucho más grande que el demogorgon de la primera temporada. Los hermanos Duffer han admitido que en esta ocasión los personajes explorarán territorios fuera de Hawkins, y este póster parece confirmarlo.

Además, en esta ocasión tenemos muchas pistas para situar el año exacto en el que se desarrollan los hechos: los disfraces de cazafantasmas —ya que la primera película de “Ghostbusters” se estrenó en 1984— o el año que aparece en la grabación de Will en lo que parece ser una revisión médica. Sumado a estas pistas, los creadores han declarado que la serie no continuará inmediatamente después del final de la primera temporada —que termina en navidad—; sino que habrá pasado casi un año entre ambas temporadas. Las consecuencias de los eventos anteriores —así como ese estado incierto en el que se encuentra Will en su última escena— se sentirán en plenitud desde el arranque de esta segunda temporada.

  1. Viejos amigos

En el teaser y en algunas fotos que se han compartido en las redes sociales de la serie se revela que todos los niños regresarán en esta temporada. Sí, ¡también Eleven! —interpretada por Millie Bobby Brown. Además, regresan Jim Hopper —a quien podemos ver en el teaser cavando desesperadamente—, Joyce Byers, Jonathan Byers, Nancy Wheeler y Steve Harrington. El regreso de Barbara Holland y el Doctor Brenner sigue siendo sólo un rumor entre los fans.

  1. Nuevos amigos

nueva temporada de stranger things personajes nuevos

La lista del reparto para la segunda temporada revela la adición de dos nuevos actores, Sadie Sink y Dacre Montgomery, que interpretarán a los hermanos Max y Billy. Las edades de los personajes sugieren que Max se sumará al grupo de Will, Mike, Dustin y Lucas; mientras Billy jugará un papel en el triángulo amoroso que forman Nancy, Jonathan y Steve. Los nombres del primer y el último episodio —titulados ‘Madmax’ y ‘El hermano perdido’, respectivamente— podrían ser indicio de que estos dos nuevos integrantes jugarán un papel decisivo en la nueva temporada.

 

  1. El episodio adicional

Continuando con el tema de los episodios, la información revelada el día de hoy nos dio la grata sorpresa de que la segunda temporada contará con nueve episodios en lugar de ocho —a diferencia de la temporada anterior. Los títulos de los episodios también fueron revelados:

 

  1. ‘Madmax’
  2. ‘El niño que volvió a la vida’
  3. ‘El sembradío de calabazas’
  4. ‘El palacio’
  5. ‘La tormenta’
  6. ‘El renacuajo’
  7. ‘La cabina secreta’
  8. ‘El cerebro’
  9. ‘El hermano perdido’
  10. Las mentes detrás del fenómeno

Además de la información anterior, los hermanos Duffer han confirmado la lista de directores que trabajarán en esta nueva temporada. El dúo se encargará de dirigir los episodios 1, 2, 8 y 9. También regresará el director Shawn Levy para los episodios 3 y 4 —mismos que dirigió en la temporada uno. Al equipo se sumarán Andrew Stanton —director de “Wall-e” y “Buscando a Nemo”— y Rebecca Thomas, quienes dirigirán el resto de los episodios. No cabe duda que con esta combinación estamos por presenciar una temporada que superará por mucho a la primera. Tal como el monstruo en este universo, el fenómeno televisivo de “Stranger Things” crece y se hace más fuerte con cada episodio y, según declaraciones de los Duffer, podemos esperar al menos tres temporadas más.

Te doy mi primer amor

El fin de semana pasado no tuve ganas de salir con los amigos o a pasear por la Ciudad, literalmente quería quedarme todo el día en mi cama, en el colchón ortopédico que mi habían comprado mis papás por problemas que he tenido recientemente en la espalda y en el cuello. Y como lo único que iba a a hacer esos dos días era ver la televisión, escogí uno de mis doramas ( novelas asiáticas ) favoritos para disfrutar de todo el fin de semana: Tatta Hitotsu no Koi.

Conocido como Just One Love o te doy mi primer amor es una serie de televisión japonesa que consta de 10 capítulos y protagonizada por Haruka Ayase y el famoso cantante de la boy band Kat-Tun, Kamenashi Kazuya. La serie se estrenó en el 2006 por el canal Nippon Television teniendo como escenario la Ciudad de Yokohama en Japón.

La historia cuenta la vida de Hiroto Kanzaki, un joven pobre que a pesar de su corta edad debe hacerse cargo de la empresa familiar, un taller de reparación de barcos que se encuentra al borde de la quiebra, además de tener que responsabilizarse de su hermano pequeño que está enfermo y de su madre, una mujer que padece adicción a la bebida y que trabaja por la noches en un bar de aquellos apodados como “mala muerte”  ya que años atrás el padre de Hiroto se suicidó.

Pero a pesar de que tuvo que dejar la escuela y se enfrenta a diario con una vida desdichada, Hiroto tiene dos grandes amigos: Kou que es un chofer de camiones industriales y Ayuta, camarero de un pequeño café.

Cierto día, Hirotoshi conoce a una chica rica y hermosa cuando éste le tira accidentalmente el pescado encima de su adinerada ropa. Este hecho los unió de una manera que no creían posible ya que, sin pensarlo, se enamoraron a primera vista. Nao es la hija de un poderoso multimillonario dueño de una cadena nacional de joyerías exclusivas.

Una noche, mientras se encontraban, casualmente, en una reunión, Hiroto y Nao no podían evitar las miradas y el coqueteo casual y al final de la velada, cuando Hiroto la salva y los dos terminan en la alberca de la casa, el amor poco a poco comienza a florecer. Al principio Hiroto no soporta la terquedad de una niña de familia rica como Nao, pero poco a poco comienza a enamorarse de su dulzura y su alegría. Nao, por su parte, no puede dejar de pensar en Hiroto y no le importa que él provenga de una familia pobre.

Pero como en todas las historias que involucran amoríos entre dos clases sociales, los padres de Nao se niegan a la relación que existe entre estos dos jóvenes enamorados, por lo que tendrán que enfrentarse contra las adversidades para poder luchar por su amor.

Si te gustan las historias románticas, sensibles y que te hacen llorar, Tatta Hitotsu no Koi es un dorama que derretirá tu corazón, ya que no sólo te enamorarás de los personajes, también de su música y los bellos paisajes de Yokohama.

Mi viaje a Japón

El otro día hojeando mi revista de viajes encontré un anuncio sobre los departamentos en zona esmeralda, la verdad es que necesitaba cambiarme a un lugar más tranquilo para vivir, la ciudad me estaba matando pero antes de cambiarme de residencia, necesitaba un viaje a un lugar que me ha gustado desde la infancia.

Navengando en internet descubrí 10 lugares que debía visitar al llegar al país del sol naciente.

En Japón, por ejemplo, la vida de la ciudad cobra sentido cuando nos acercamos a sus antiguos templos. Ni siquiera la grandeza urbana de este país puede superar el esplendor de estas construcciones de madera y oro que, con sus formas caprichosas, honran a sus deidades y al mismo tiempo maravillan a los viajeros que llegan hasta ellos buscando paz para encontrarse con que ésta, al menos en territorio nipón, se traduce en un paisaje dorado, rojo y blanco donde la magia y la arquitectura son una misma.

Con la gran cantidad de templos que hay en las diferentes regiones de Japón, es difícil trazar una ruta perfecta para conocer por lo menos uno de cada distrito, por ello en esta lista te mostramos los más importantes.

Sanjusangendo

Ubicado en Kyoto, se trata de una construcción hecha casi completamente de madera. En su cuarto principal que mide 118 x 18 m, alberga 1001 estatuas de la diosa Kannon, cada una de ellas tiene 10 caras y 101 brazos. Además del tamaño del recinto, lo más sorprendente dentro de este templo es la enorme estatua de 3,3 m de alto que se erige al centro del gran salón. Debido a que esta deidad es considerada una madre misericordiosa, el templo de Sanjusangendo es uno de los más importantes de Japón.

Hase Kannon

Se trata de otro templo dedicado a Kannon con una estatua de madera mucho más grande que la de Sanjusangendo, aunque ni sus nueve metros de altura compiten con el extraño escenario creado por las pequeñas estatuas de Jizo, el guardián de los niños que fueron abandonados por su padres, abortados o que nacieron muertos. La razón de estas estatuas en el templo de Kannon es que todos esos infantes encuentren protección en los brazos de la diosa.

Kotokuin

Algo que debes tener presente cuando realices un recorrido por los templos nipones es que inevitablemente te vas a encontrar con estatuas de gran tamaño; por ejemplo, este santuario situado en la ciudad de Kamakura es el hogar de la segunda figura de Buda más grande de Japón. El sereno gigante fue fabricado en bronce durante el siglo XIII.

 

Sensoji

Al tratarse del templo budista más antiguo de Tokio, las diferentes estructuras que conforman este recinto se han convertido en un símbolo arquitectónico de todo Japón. Entre las construcciones destacan la pagoda de cinco pisos y el mercad local que, según la tradición budista, visitarlo durante el 9 y 10 de julio es como si alguien hiciera 46 mil actos piadosos.

Kinkakuji

Aunque su nombre oficial es Rokouon-Ji, este edificio construido en 1397 como hacienda de retiro para los shogun fue tomado como templo zen en 1408 tras la muerte de uno de ellos. En él se resguardan las reliquias de Buda, es por ello que las islas que abundan en el lago que le rodea representan un pasaje de la vida de este líder religioso.

Horyuji

Todo aquel que quiera aprender sobre la historia del budismo y el arte que hay detrás de este sistema filosófico tiene que visitar este conjunto. Este templo situado en Nara alberga muchos tesoros relacionados con Buda. Los edificios que lo conforman son una muestra de la grandeza arquitectónica del sigo VII, aunque se estima que apenas el 20 % de los materiales que lo conforman son los originales, ya que se ha incendiado en diferentes momentos de la historia.

Todaiji

También ubicado en Nara, es el hogar del Buda de bronce más grande de Japón, que a su vez está situado en la estructura de madera más grande del mundo. Es uno de los puntos turísticos de la ciudad, gracias a los ciervos sika que vagan libremente por el lugar debido a que son considerados mensajeros divinos.

Toshogu

Es el santuario más ostentoso de la ciudad de Nikko, fue construido en 1634 para el shogun más poderoso de Japón, Tokugawa Ieyasu. Para su decoración se utilizaron 2.4 millones de pliegos de hoja de oro, gracias a su belleza fue considerado como patrimonio de la humanidad.

Meiji Jingu

La grandeza de este templo no sólo radica en su belleza ni en su superficie de 2.5 kilómetros cuadrados, de hecho es la pequeña cantidad de edificios que lo conforman lo que lo hace famoso. Básicamente está conformado por los establecimientos básicos de un templo japonés: casa de té, estanque, jardín de lirios y dos museos. La austeridad del paisaje lo convierte en un sitio lleno de paz y belleza.

 

Kiyomizu

Si miramos alrededor de esta edificación situada en la cima de un cerro, nos daremos cuenta de que los pequeños templos que lo rodean retomaron su estilo arquitectónico. No por nada es considerado uno de los edificios más importantes de Kyoto. Después de obtener una vista panorámica de la ciudad, los viajeros pueden dirigirse al templo de Jishu, dedicado al dios del amor.

Después de morir

¿Qué sucede después de morir? Es la pregunta que todo el mundo se hace cuando gusta de estos temas o cuando ha perdido a un ser querido y desea saber dónde está. Este es uno de los temas más complicados que existen, no es como si estuviéramos hablando de venta de sillas plegables, y aunque es un tema que nadie quiere tocar: por miedo, por atraer a la muerte o por lo que quieras, es algo que indiscutiblemente nos va a pasar a todos.

La tanatología dice que donde tú creas que van los muertos es donde están. Si tú crees que después de morir ya no hay nada, está bien; si piensas que van a cielo junto a Dios, también está bien; y si lo que crees es que se van a otra dimensión, también está bien. En la tanatología no hay ni bien ni mal, sólo hay.

Pero eso no deja de lado que teorías, historias y demás estudios salgan siempre a la luz. Algunas que ya conocemos y otras demasiado increíbles que podrían ser verdad.

Algo que caracteriza a las historias que hablan sobre las almas que viajan al cielo es el vivir en un lugar como de cristal donde aprendes de tus errores, te enseñan valores y sentimientos humanos, purificas tu alma para que puedas nacer nuevamente. El libro Francesco escrito por Yohana García retrata lo que acabas de leer. En él cuentan la historia de Francesco un hombre que al morir llega como a una ciudad de cristal donde conoce ángeles que le enseñan el amor, el trabajo, la felicidad y los sueños; pero además le muestran sus errores y el cómo hacerles frente. Todo esto para que cuando esté listo pueda renacer y volver a vivir.

Este tipo de historias o “teorías” hay muchas pero recientemente se ha descubierto una nueva forma de ver la muerte y de ver a Dios. Todo tiene que ver con los agujeros negros, el tiempo y el espacio. Fon Ramos, titulado en electrónica de comunicaciones, nos dice que en estos agujeros no existe ni el tiempo ni el espacio y que cuando el cuerpo muere se mueve a través de la velocidad de la luz, esto hará que la materia se vuelva energía donde viajará a un lugar en el universo en donde no existe el espacio-tiempo y en el interior de los agujeros negros no existe ni espacio ni materia, sólo energía, energía que se mueve que entra y sale.

Esta teoría no quiere decir que viajemos a los agujeros negros cuando nuestra vida termine, sino que nos convertiremos en energía que vivirá en un lugar, no sabemos cuál, en donde no existe ni el espacio ni el tiempo y, para reafirmar un poco más esta teoría, se dice que en el cielo, ahí donde habita Dios, no existe el tiempo-espacio, entonces podríamos resumir que, al morir sí vamos con ese ser supremos, pero no como lo conocemos, sino como un lugar en el universo donde existe energía y donde ni el tiempo, ni el espacio, existen.

Millonarios rusos

El día de ayer regresamos de una feria de sofás modernos en la ciudad de San Petersburgo, una feria internacional que se lleva a cabo cada cuatro años y donde los diseños más vanguardistas se muestran al público y, por supuesto, se hace una venta de gran tamaño, donde los millonarios de aquel lugar compran industrialmente.

Si bien existen millonarios en todos los países del mundo, los millonarios rusos son de una talla especial, debido a que son los que más gastan en cualquier lugar del mundo, algo que podremos escuchar de todos los meseros en los restaurantes más caros de todas las ciudades.

Un lugar donde se ha visto este fenómeno más que ningún otro lugar en el mundo es la ciudad de Londres, una ciudad que ha atraído la atención de miles de multimillonarios rusos, quienes compran edificios enteros en las zonas residenciales de la capital británica y hasta cuadras enteras de estos.

También muchos de ellos se dedican a invertir en industrias como el futbol, a veces comprando los equipos más caros de la liga premier de Inglaterra, simplemente para aumentar sabor a sus vidas, donde pueden conseguir lo que quieran cuando quieran; sin embargo, si hay un hombre en este mundo quien les puede dar órdenes y mantenerlos bajo control, ese hombre es su presidente, Vladimir Putin, quien muchos expertos calculan que debe de tener una fortuna de unos 200 billones de dólares.

Sin embargo, muchos de estos billonarios rusos, aunque aparenten invertir en propiedades, empresas o clubes deportivos, todos saben que aquello que les da más fortuna sobre todas las cosas son los casinos y el negocio de la prostitución, ya que cuentan con, como diría su propio presidente, “Las mejores prostitutas del mundo”.

Aunque existe, por supuesto, trata de blancas y abuso de mujeres, la mayoría de los billonarios quienes consiguen billones de la prostitución tratan muy bien a su equipo de 50 o hasta 100 mujeres, quienes se reclutan para operar cada noche en las más grandes capitales del mundo, especialmente Londres.

Por lo general, estas mujeres son reclutadas de lugares como Siberia, donde hay muy poca industria y casi nada de oportunidades, por lo que muchas mujeres caen en estos reclutamientos y consiguen mucho dinero para mandar a sus familias, quienes por supuesto no saben de sus actividades.

Cada una de esta red de prostitutas puede cobrar hasta 1000 libras por noche en Londres, lo que es equivalente a 6 horas de trabajo, lo que en realidad no es una noche, por lo que pueden conseguir a veces dos de estos clientes en una velada, entregando 15% de su ganancia al billonario que la empleó.

Sin embargo, el negocio que más dinero les deja es la venta de armas, ya que la patente del AK-47 Kalishnikov la tiene un grupo de 6 hombres rusos.

Este rifle de asalto es el más utilizado en las guerrillas y guerras civiles del mundo, lo que les deja millones de dólares por hora.

Estoy seguro que en esa feria había varios de estos.

Diferentes miserias

Hace un par de días, al estar viendo el periódico, leí varios artículos muy interesantes de muchos temas. Uno de los que más llamó mi atención fue el del auge que han tenido las compañías de préstamos rápidos y seguros en todo el mundo. Si bien el tema se trataba desde la perspectiva de los dueños de este tipo de compañías, quienes detallaban sus servicios y ventajas, lo que yo me puse a pensar es que si este tipo de préstamos tiene tanta demanda es por la tremenda situación económica que se vive en el mundo y en muchos países como el nuestro.

Otro artículo hablaba sobre los países más afectados por distintas situaciones y explicaba su porqué, algo que me pareció muy interesante, ya que uno pensaría que todos tienen problemas similares; sin embargo, los problemas distan mucho.

Sin embargo, aunque muchas veces no nos guste aceptarlo, las categorías sí existen y las nomenclaturas se usan por una razón en específico y sirven para poner verdades en bloques fáciles de comprender, por lo general, para un tercero.

Pude notar que la lista de países que se encuentran en fuertes problemas de muchos tipos son enormemente predominantes; las naciones africanas y latinoamericanas, con muy pocas asiáticas, excepto por Filipinas, algo que me hizo reflexionar sobre el asunto de una manera un poco más profunda para entender qué es lo que sucede.

En el caso de África, muchas personas y sociólogos atribuyen su miseria a la colonización Europea, como si África hubiera sido un continente próspero antes de que este fenómeno sucediera; sin embargo, la realidad de las cosas es que el continente africano nunca ha sido un lugar próspero y cuando digo nunca, me refiero verdaderamente a nunca.

La verdadera razón de la miseria de África es su desafortunada situación geográfica, ya que una gran mayoría de ese continente tiene carencias de todo tipo, incluyendo escasez de los elementos primordiales para la vida humana, como es el agua y el cultivo de la tierra.

En cuanto al agua, África es un lugar  tremendamente deficiente, debido a sus temperaturas tan altas y de sus sequías tan fuertes, lo que también afecta de manera terminal a los animales de tiro y carga para trabajar la tierra.

Otro factor de crucial importancia por la cual la agricultura no es un buen factor en África se debe a los muchos tipos de moscas que se alimentan de la sangre del ganado, dejándolos después de un cierto tiempo anémicos y consecuentemente incapaces de trabajar.

Otro gran problema que padecen los africanos es la enorme de cantidad de tribus quienes se reúsan por completo a dar un  par de pasos hacia la modernidad, en gran medida por no querer abandonar las supersticiones múltiples, ignorando que es posible avanzar en civilización manteniendo nuestras raíces; de hecho, esa es la manera en la que se debe hacer esto, no como lo ha hecho Europa en la posguerra, es decir, de manera catastrófica.

Sin embargo, esto es un círculo vicioso, ya que donde no hay lo primordial para la vida es imposible que exista la motivación general para salir adelante y sin motivación nada se puede concretar.

En cuanto a Latinoamérica se refiere, el examen no es tan ligero y las personas tienen mucha de la culpabilidad, si no es que toda, de lo que les acontece.

Los pros y los contras

El viernes pasado fui a comer con mi hermano. Pasé por él al despacho de arquitectos en el que trabaja y como estaba en una junta con sus socios, tuve que esperarlo un rato en su oficina.

Cuando salió, me dijo que la reunión se había prolongado porque no podían llegar a un acuerdo respecto a la elección de proveedor para una compra de perfiles de aluminio que necesitaban.

El motivo de la controversia fue que la oferta más económica era la de una empresa extranjera; estadounidense, para ser precisos. La competencia era una empresa mexicana, cuyos productos cumplían mejor con las exigencias del proyecto que estaban desarrollando; además, la entrega sería más rápida. La única desventaja era el precio.

Lo que subió un poco el tono de la discusión fue que uno de los socios argumentó a favor del proveedor nacional, no tanto por la calidad de los productos (lo cual nadie cuestionaba), sino por la importancia de apoyar a las empresas mexicanas, en estos momentos de gran incertidumbre económica.

Otro socio, que también estaba de acuerdo con esa idea, comenzó a hablar de las propuestas que han circulado en distintos medios, principalmente redes sociales, para boicotear las marcas y productos que vengan de los Estados Unidos y optar por el comercio local. Esta persona expresó que sumarse a ese boicot ya no era una opción, sino un deber de todo mexicano que realmente se interesara por su país.

Frente a estas propuestas, se alzaron las voces que defendían los intereses económicos de la empresa y que comentaban lo difícil que sería prescindir de todos los productos estadounidenses, en virtud de la enorme presencia que tienen en nuestros mercados. Mi hermano, como suele hacer en toda discusión, la hizo de mediador y trató de que cada parte escuchara los argumentos de la otra y que se tomara una decisión satisfactoria para todos.

Mientras escuchaba a mi hermano, pensé que, en primera instancia, yo estaba de acuerdo con la idea de favorecer el consumo de productos nacionales. En la mayoría de los casos, estos tienen una excelente calidad y precios accesibles, pero nos decantamos por los extranjeros debido a cuestiones como el prestigio, o bien porque son mucho más baratos, aunque no sean tan buenos.

Sin embargo, todas las ocasiones en las que se ha propuesto el mencionado boicot, también me he preguntado si éste no se traduciría en un daño para nuestros connacionales. Aunque esas grandes cadenas de supermercados, tiendas de ropa, cafeterías o restaurantes pertenezcan a extranjeros, los gerentes y empleados son mexicanos y si la baja en el consumo llegase a perjudicar a las compañías, ellos serían los primeros en perder sus empleos.

Es cierto que al preferir los productos locales, fortaleceríamos a nuestras propias empresas y permitiríamos que se convirtieran en generadoras de más empleos. Pero, ¿realmente llegarían a brindar toda la oferta que dan las grandes empresas trasnacionales? Tal vez, al cabo de un tiempo, pero mientras tanto, ¿qué pasaría con las necesidades más elementales de la población desempleada?

La verdad, no es una cuestión fácil y decidir lo es aún menos. Sin embargo, me parece una buena señal el que los temas ya se discutan.

Seguridad en las escuelas

La sesión de ayer de mi diplomado en medicina general no transcurrió como siempre. Seguramente ustedes, apreciados lectores, adivinan la razón. Maestros y alumnos teníamos en mente los acontecimientos recientemente ocurridos en el norte de nuestro país y todos nos hallábamos demasiado consternados como para concentrarnos en cuestiones académicas.

Algunos compañeros, que ya son padres, se hallaban muy preocupados y comentaban que aquella mañana, por primera vez, habían sentido temor al dejar a sus hijos en la escuela. Y es que si bien todos sabemos que la situación de nuestro país siempre ha estado lejos de ser idónea en materia de seguridad, también confiábamos en que ciertos lugares, como las escuelas, eran seguros y podíamos confiar en que al llegar ahí, nuestros hijos no tendrían nada que temer.

El maestro, por su parte, y otros compañeros del diplomado que también ejercen o han ejercido la docencia, comentaron que siempre han estado conscientes de los grandes retos que implica su profesión. Sin embargo, nunca habían pensado que entre tales retos pudiera existir un auténtico peligro para su seguridad e incluso para sus vidas.

Una vez que la discusión comenzó a decantarse por esos rumbos, fue inevitable llegar al tema de la seguridad en las escuelas. Al igual que muchos medios de comunicación, que supuestamente constituyen canales de expresión para la opinión pública, y como cientos de personas que no tardaron en emitir sus juicios en redes sociales, aun cuando no tenían un total conocimiento de las circunstancias, varios asistentes al diplomado eran de la opinión de que la tragedia se habría evitado con una “simple” revisión de mochilas en la escuela.

Señalo que tales juicios se emiten sin tener un conocimiento cabal de las circunstancias y por tanto los considero precipitados, porque realmente no podemos estar seguros de que ese tipo de medidas basten para evitar que la violencia se infiltre hasta las aulas. Más aún, el que alguien revise nuestros objetos personales, por más que se trate de una persona profesional y de confianza, ¿no es ya, en cierta medida, un acto que nos violenta?

En nuestra sociedad nos hemos acostumbrado a sobrellevar ese tipo de situaciones, en aras de la seguridad. Aceptamos este tipo de revisiones en los aeropuertos y terminales, así como al ingresar a ciertos edificios, porque nos han hecho aceptar la idea de que al hacer esas concesiones a nuestros derechos y libertades individuales, disfrutaremos de un vuelo o de una estancia seguras. No obstante, también es válido preguntar por qué debemos ser nosotros, los ciudadanos que tratamos de vivir respetuosamente y en conformidad con la ley, quienes debemos someternos a ese tipo de exámenes que hasta cierto punto nos dejan en calidad de sospechosos.

Pero, quizás lo que resulta más urgente de analizar al hablar de la seguridad en las escuelas es la cuestión de si todo debe reducirse a medidas de vigilancia y restricción, como es el caso de la revisión de mochilas. ¿No habría que prestar la mayor atención al comportamiento, las necesidades y los sentimientos de los niños y jóvenes? ¿No sería importante identificar la forma en que toda la violencia del entorno les afecta y desarrollar estrategias para interpretar, canalizar y depurar todos esos sentimientos negativos?

Creo que mientras estas últimas cuestiones no se atiendan, las medidas de seguridad sólo serán paliativos menores, que no siempre lograrán poner freno a la violencia.

Lo que puedes hacer para tener un buen viaje

Una de las actividades que más he disfrutado, aunque ocasionalmente también padecido, en el transcurso de mi carrera como periodista es el viajar.

Ya he perdido la cuenta de todos los vuelos nacionales e internacionales que he abordado, la mayoría en aerolíneas de bajo costo y una que otra clase ejecutiva, cortesía de algún patrocinador.

Incontables son también los hoteles en México DF, Guadalajara, Monterrey, Chihuahua… en fin, casi todas las capitales de la república mexicana, en los que me he hospedado; además de aquellos en Nueva York, Washington, Londres o Madrid.

Una de las frases que más escucho al partir rumbo a un viaje de trabajo es, naturalmente, “¡Buen viaje!” y otra que no falta es la de “¡Que tenga un vuelo placentero!”. Aunque la cortesía y los buenos deseos siempre se agradecen, muchas veces me he preguntado si tener un buen viaje y, más aún, un buen vuelo, realmente dependen de mí.

Quizá el viaje sí, en gran medida, pues yo soy responsable tanto de cuidarme, como de cumplir con mis objetivos, lo cual dará como resultado una salida exitosa. Pero, ¿qué hay del vuelo? Ni la ruta, ni la mayor parte de la seguridad, ni la conducción del avión y ni siquiera la comida y el momento en que se sirve están bajo mi control. Así que, lo de tener un buen vuelo es más un deseo favorable con el que todos se despiden, antes que algo en lo que efectivamente podamos aplicarnos.

Sin embargo, la experiencia también me ha enseñado que sí hay hábitos y normas de conducta que podemos seguir en cada vuelo, para que éste sea lo más agradable posible. Al comentar el tema con otros colegas y con aficionados a los viajes, encontré que mis ideas no eran desatinos y que tener un buen viaje en avión sí está, en cierta medida, en nuestras manos.

Les comparto las recomendaciones:

Seguir las indicaciones para abordar

Más allá del abordaje prioritario para quienes vuelan en primera clase o pagan por este “servicio de cortesía”, el orden de abordaje indicado para la mayoría de los pasajeros tiene una razón de ser. Generalmente se llama primero a quienes ocupan las últimas filas del avión, porque así avanzarán hasta el fondo y no bloquearán la puerta de acceso mientras se acomodan en sus lugares.

Si siempre siguiéramos esta indicación, el abordaje podría ser mucho más fluido. No te preocupes si eres el último en subir. Mientras estés en la puerta de salida a la hora indicada, no hay riesgo de perder el vuelo y la tripulación siempre te ayudará a encontrar un lugar para tu equipaje de mano.

Ser cortés con los compañeros de fila

Aunque no seas la persona más sociable y no tengas la intención de conversar durante todo el vuelo con tus vecinos, un mínimo de cortesía es indispensable. No será raro que necesites un poco de apoyo de las personas sentadas a tu lado, especialmente si se trata de un vuelo largo; desde pedir que te pasen la charola con la comida o que te dejen pasar para levantarte al baño, hasta que te asistan o pidan apoyo si es que te sientes mal. Conviene, por tanto, empezar el vuelo en buenos términos; un “Hola” o “Buenos días” (tardes o noches) y una sonrisa bastan.

Respetar el espacio de los demás

El espacio es algo por lo que se pelea cada vez más en los aviones, pues conforme las demandas de vuelos crecen, el espacio entre asientos se reduce… Sin embargo, con paciencia, comprensión y respeto, se pude tomar asiento con relativa comodidad, sin molestar a los pasajeros de al lado, de adelante o de atrás.

Moderar el consumo de alcohol

Muchas personas optan por tomar bebidas alcohólicas durante el vuelo con la intención de relajarse o simplemente, de disfrutar más el viaje. Pero ha de tenerse en cuenta que los efectos del alcohol pueden ser más fuertes durante un vuelo en avión, debido a factores como la altitud y la presión. Además, beber en exceso puede ser contraproducente para la relajación, porque altera el sistema nervioso y hace que te levantes con más frecuencia al baño. Y, lo más importante, ni a los pasajeros ni a la tripulación les gustará lidiar con un pasajero ebrio.

Hacer algo agradable o relajante

Un viaje en avión puede ser la oportunidad perfecta para ponerte al corriente con esa lectura pendiente, o con los capítulos de tu serie preferida que te has perdido; o bien, sencillamente para sentarte y descansar. Lleva contigo todo lo que te ayude a disfrutar y relajarte (y que esté permitido por la seguridad, obviamente); libros, reproductor mp3, tableta, auriculares, antifaz para dormir o tapones para los oídos. Estos elementos, fáciles de portar, te ayudarán a crear un ambiente agradable y tu propia tranquilidad será positiva para los demás, porque así al menos no serás un pasajero molesto.