Cómo enfrentarse a un mundo globalizado

Recuerdo claramente cuando me encontraba estudiando la secundaria y me preguntaba ¿qué más sigue?

Mis padres fueron unas personas que entendían que el estudio era una forma de salir adelante, de conseguir empleo y poder tener una vida mejor.

Así que continué mis estudios hasta la universidad.

Casi al terminar me volví a cuestionar qué más sigue y todo el entorno me seguía indicando que ahora la mejor opción era tener un posgrado.

Para esas alturas me sentía como en una carrera, sólo que no tenía fin.

Ahora a la distancia y ante el nuevo panorama mundial, es importante reflexionar sobre qué necesitarán nuestros hijos para salir adelante. De hecho, ya lo estamos viendo en estos momentos.

Si bien la escuela es necesaria, será, hasta cierto punto, útil. Sin embargo, hoy estamos comprobando que no es suficiente pasar más de 20 años estudiando.

Hoy por hoy, un individuo requiere contar no sólo con conocimientos y manejo de información, sino también requiere de estimular otro tipo de inteligencias, como lo es la financiera, la inteligencia emocional y la inteligencia social.

Junto con el desarrollo de estas inteligencias es importante acompañarlo con el aprendizaje de ciertas habilidades que les permitan desarrollarse e incrustarse en la sociedad con soltura y facilidad.

Además, es importante criar niños felices, seguros y autónomos. Estas son virtudes que los padres debemos sembrar desde la cuna y no dejarlo en manos del entorno.

Y sobre qué tipo de habilidades debemos desarrollar en nuestros hijos e incluso en nosotros mismos para facilitar el proceso de inserción en la sociedad y en el mundo productivo, veamos algunas sugerencias:

1) Dominar el idioma inglés. Sabemos que desde hace mucho tiempo, este es el idioma universal, principalmente para los negocios, por lo tanto, el dominarlo como una segunda lengua hará la diferencia ante un nuevo empleo, una oportunidad de viajar, estudiar o sencillamente para abrirte las puertas empresariales como un emprendedor.

Estamos viviendo un mundo globalizado y es necesario tener un puente de comunicación, por lo que el dominar el inglés y posteriormente el aprender un tercer idioma, será mucho más sencillo el tránsito por este mundo.

Así que a tomar clases de inglés para adquirir esta primera habilidad, que para nada es imposible de cubrir.

2) Conocer el arte de las ventas. Seamos claros, todos vendemos y todos nos vendemos. Ya sea un producto o servicio o nuestros propios conocimientos. Aquí lo importante es entender lo que existe detrás de una venta, como el carisma, el carácter, el lenguaje, la persuasión, etcétera.

3) Saber manejar Internet de forma profesional, como es el saber buscar, clasificar y discernir información.

4) Tener conocimientos de administración y manejo de personal. Conocer herramientas que te ayuden a organizar tus finanzas y desarrollar tu liderazgo para generar la sinergia necesaria para hacer que las cosas sucedan.

5) El punto anterior nos lleva al desarrollo de otra habilidad, que es el aprender a tener un excelente trato, comenzando con uno mismo, teniendo una alta autoestima y continuar con las personas que nos rodean, como compañeros de escuela o trabajo, con nuestros colaboradores, con clientes, etcétera.

Tengamos presente esta extraordinaria observación: una persona educada, realista, madura, amable, cordial, con buen sentido del humor y con un acertado sentido del servicio podrá mover montañas y hará cosas extraordinarias por quienes lo rodean.

Esta no es para nada una lista exhaustiva ni lleva este orden estricto, solo se plasman observaciones que te darán una guía para seguir tu camino.

Related posts