Millonarios rusos

El día de ayer regresamos de una feria de sofás modernos en la ciudad de San Petersburgo, una feria internacional que se lleva a cabo cada cuatro años y donde los diseños más vanguardistas se muestran al público y, por supuesto, se hace una venta de gran tamaño, donde los millonarios de aquel lugar compran industrialmente.

Si bien existen millonarios en todos los países del mundo, los millonarios rusos son de una talla especial, debido a que son los que más gastan en cualquier lugar del mundo, algo que podremos escuchar de todos los meseros en los restaurantes más caros de todas las ciudades.

Un lugar donde se ha visto este fenómeno más que ningún otro lugar en el mundo es la ciudad de Londres, una ciudad que ha atraído la atención de miles de multimillonarios rusos, quienes compran edificios enteros en las zonas residenciales de la capital británica y hasta cuadras enteras de estos.

También muchos de ellos se dedican a invertir en industrias como el futbol, a veces comprando los equipos más caros de la liga premier de Inglaterra, simplemente para aumentar sabor a sus vidas, donde pueden conseguir lo que quieran cuando quieran; sin embargo, si hay un hombre en este mundo quien les puede dar órdenes y mantenerlos bajo control, ese hombre es su presidente, Vladimir Putin, quien muchos expertos calculan que debe de tener una fortuna de unos 200 billones de dólares.

Sin embargo, muchos de estos billonarios rusos, aunque aparenten invertir en propiedades, empresas o clubes deportivos, todos saben que aquello que les da más fortuna sobre todas las cosas son los casinos y el negocio de la prostitución, ya que cuentan con, como diría su propio presidente, “Las mejores prostitutas del mundo”.

Aunque existe, por supuesto, trata de blancas y abuso de mujeres, la mayoría de los billonarios quienes consiguen billones de la prostitución tratan muy bien a su equipo de 50 o hasta 100 mujeres, quienes se reclutan para operar cada noche en las más grandes capitales del mundo, especialmente Londres.

Por lo general, estas mujeres son reclutadas de lugares como Siberia, donde hay muy poca industria y casi nada de oportunidades, por lo que muchas mujeres caen en estos reclutamientos y consiguen mucho dinero para mandar a sus familias, quienes por supuesto no saben de sus actividades.

Cada una de esta red de prostitutas puede cobrar hasta 1000 libras por noche en Londres, lo que es equivalente a 6 horas de trabajo, lo que en realidad no es una noche, por lo que pueden conseguir a veces dos de estos clientes en una velada, entregando 15% de su ganancia al billonario que la empleó.

Sin embargo, el negocio que más dinero les deja es la venta de armas, ya que la patente del AK-47 Kalishnikov la tiene un grupo de 6 hombres rusos.

Este rifle de asalto es el más utilizado en las guerrillas y guerras civiles del mundo, lo que les deja millones de dólares por hora.

Estoy seguro que en esa feria había varios de estos.

Related posts